Entras a una tienda de cosméticos, te acercas a la vitrina y encuentras millones de sombras con distintas texturas, tonos, aplicadores, marcas, presentaciones y estuches. Al entrar al almacén te sentías segura de lo que querías, pero ahora no sabes cual elegir. ¿Te ha pasado? No te preocupes, después de este post, no volverá a suceder, o por lo menos no cuando se trate de sombras.

La elección de las sombras, no es solo una cuestión de buen gusto o de colores bonitos, hay otras variables a tener en cuenta, unas son completamente personales mientras otras son sobre el look que quieres transmitir. ¿En que pensaras ahora antes de comprar unas sombras?


EL TONO DE TU PIEL

Busca tonos que te sean favorables según el tono de tu piel.

 

Piel Clara: Son ideales los colores cálidos suaves, tonos pasteles. Si quieres encontrar colores de contraste emplea las variaciones de los verdes y de los azules

 

Piel Morena: Aquí esta permitida una explosión de colores. La piel morena permite la aplicación de una amplia gama de tonos sin restricciones

Resultado de imagen para sombras ojos para morenas

EL TONO DE TU CABELLO

 

El tono de tu cabello también puede ser un factor determinante:

 

Si tu cabello es rubio: Contrástalo con algunos tonos fríos de la gama cromática como el verde el azul y sus variaciones.

 

Si tu cabello es oscuro: Te quedarán muy bien los colores cálidos y terrosos. Prueba con el marrón, naranja, salmón o el violeta, todos en distintas variaciones.

 

Si tu cabello es rojizo: Intenta con colores neutros, fríos y la paleta de grises. Un tono que servirá de contraste será el verde y el negro.

 

Resultado de imagen para sombras cabello negro

 

ALGUNAS POSIBLES COMBINACIONES:

 

La variedad de la belleza latina te exigirá escoger con sabiduría, aquí algunas posibilidades:

 

Cabello rubio y tez morena: Prima el color de la piel en la decisión. Prueba colores cálidos fuertes intensos y llamativos.

 

Cabello oscuro piel clara: Intenta con colores pasteles y logra algo de vitalidad para tu rostro usando colores cálidos y terrosos.

 

Cabello oscuro piel morena: Emplea colores claros cálidos, aprovecha los todos dorados y nacarados, así como los tonos intensos y fuertes si la ocasión lo amerita.

 

Cabello rojizo piel clara: Contrasta el color de tu cabello con tonos fríos fuertes como el verde y el azul, o emplea tonos pasteles y salmón para los días de un look natural.

 

 

PIENSA EN TU VESTUARIO

Sumado a todo lo anteriormente dicho, las sombras deben ir acorde con outfit del día, por lo que debes conocer muy bien tu closet, y escoger colores que acompañen los tonos que en el predominan.

 

Ahora, ¿te sientes mas lista para seleccionar tu paleta de sombras? Entonces, pon tus conocimientos a prueba. Solo en Kaprica te damos la posibilidad de personalizarla seleccionando colores que sean ideales para ti. ¡Pruébalo ahora! Y cuéntanos cual fue tu elección.